Como cerrar/reparar una dilatación de oreja

Cuando se habla de modificaciones corporales, en todo caso sobre las dilataciones en las orejas, una de las dudas que más surge es si se cerrará el agujero/lóbulo de la oreja después de haberlo dilatado. Las dilataciones de la oreja son bastantes visibles y significativas, cuando se saca la dilatación del lóbulo se ve la perforación claramente como si no hubiera pasado nada, muchas veces querréis que la dilatación se cierre completamente y no deje el pellejo colgando.

Cuando se deja de utilizar la dilatación posiblemente el tamaño de la expansión se reduzca poquísimo, pero ello no significa que el lóbulo de tu oreja vuelva a su estado anterior a la perforación.

Si la dilatación tiene más de 8-10 milímetros de diámetro, en la mayoría de los casos, nunca se completara de cerrarse al 100%. Pero a pesar de ello, hay remedios muy sencillos y prácticos donde puede quedarte la oreja totalmente a tu forma original.

Reparación de una dilatación de oreja

Como mencionamos, si se quiere cerrar una dilatación en la oreja lo más recomendable será recurrir a una reparación del lóbulo, que consiste en una cirugía sencilla. Para reparar la oreja se tendrá en cuenta el tamaño de la dilatación, normalmente se utilizará un bisturí cilíndrico haciendo algunos puntos de sutura; en otras ocasiones el proceso puede ser más largo, donde se requerirá de plastias para eliminar la redundancia que ha dejado la dilatación.

El proceso de la intervención de reparar una dilatación de oreja

Antes de realizar la intervención de la reparación de la dilatación en la oreja, será necesario que el paciente entregue una historia clínica para observar si se tiene algún problema que contraindique la intervención. Si esto no se tiene, será necesario que se haga un análisis de sangre. También es importante que antes de la cirugía se haya limpiado correctamente el lóbulo de la oreja.

Cuando el lóbulo se encuentra dilatado será necesario que se realice una incisión vertical para que se extirpe la piel interior, para hacer la unión de los planos de la piel y la grasa. Cuando se reduce el lóbulo por el tamaño de la dilatación es importante que se esconda la incisión en la zona posterior a la oreja, es decir que en la parte trasera de la oreja se esconderá la cicatriz de la intervención observándose los pliegues naturales.

Como se ha mencionado anteriormente la anestesia es local, y solo se realiza por cada sesión que se acuda de manera que no se interpondrá en tus actividades diarias. Asimismo, cuando se hace la intervención, ésta no causa dolor y en muy pocas ocasiones ha surgido complicaciones.

Después de la operación de la dilatación

Después de la cirugía habrá que volver al consultorio para que se pueda retirar los puntos por la unión de la piel, además para poder controlar el proceso de la cicatrización en las primeras semanas. En las horas siguientes de la intervención es posible que se tenga una pequeña inflamación pero ésta cederá sola, no es necesario tomar analgésicos. Además los puntos son poco molestos y tiene una duración de 15 días aproximadamente.

Los riesgos asociados después de la intervención son las infecciones, pero esto solo sucede si es que no se tiene cuidado en la higiene del mismo. Es necesario que se mantenga los lóbulos limpios después de la intervención, hay que lavarse varias veces al día y no tocarse frecuentemente el lóbulo, peor si es con las manos sucias. Para la limpieza de los lóbulos se puede utilizar cremas antibióticas para acelerar el proceso de cicatrización y evitar las infecciones.

¿Es posible volver a realizar otra dilatación después de haber cerrado el agujero?

En caso que se quiera volver a hacer una nueva dilatación después de la intervención, tendrá que realizarse después de haber pasado dos a tres meses aproximadamente, ya que la cicatriz tendrá que madurar y que la piel pueda aceptar un nuevo peso del pendiente sin agrandarse demasiado. Al hacer una nueva dilatación no es recomendable que se haga sobre la línea de la cicatriz, ya que puede infectarse o surgir un algún problema. En todo caso  se debe de consultar con el médico especialista para que pueda dar las recomendaciones necesarias, aunque es poco probable de que quieras volver hacerte una dilatación después de la intervención.

Si tenéis alguna duda sobre como dilataros la oreja, podéis enviarnos un mail a: info@dilataciones.com


Scroll To Top